Mostrando entradas con la etiqueta duggie fields. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta duggie fields. Mostrar todas las entradas

miércoles, 26 de abril de 2017

Vídeo - Trailer de Wouldn't You Miss Me? Documental de Storm Thorgerson acerca de Syd Barrett



La productora Believe Media se ha dejado caer, ya era hora, con el trailer del documental Wouldn't You Miss Me en el que Storm Thorgerson estaba trabajando, poco antes de fallecer. El chivatazo nos ha llegado por medio de Duggie Fields

El texto que acompaña el trailer (de doce minutos) dice así:


Believe ha colaborado con Pink Floyd para contar al mundo lo que ocurrió de verdad con Syd Barrett. The Believe ha financiado y producido un documental sobre la larga historia del productor ejecutivo con Pink Floyd con la colaboración del fallecido, querido amigo y colaborador habitual Storm Thorgerson. Él se contraba dirigiendo el proyecto cuando falleció, así que Believe, Pink Floyd y el director creativo Aubrey Powell (socio de Storm en el grupo de diseño creativo Hypgnosis) se comprometen a acabar el proyecto, de manera póstuma. Aún en producción, la filmación incluirá imágenes de entrevistas con muchos compañeros de Barrett, amistades y familia, incluyendo a la banda, hablando abiertamente de Barrett por primera vez. El director Michael Apted (de la serie Up) ha terminado una versión de la filmación que se espera que este lista para su distribución en el 2015.

Todo muy confuso. Que sepamos, y sabemos mucho, no había trailer hasta el día de hoy.

Todo parece indicar que este es el primer documental que se hace de Syd, no ya como resumen de su corta carera, sino de los misterios que encerraron su enfermedad, su reclusión y su muerte.

Para dar testimonio, no podían faltar David Gilmour, Roger Waters y Nick Mason aparecen. Andrew King y Peter Jenner, impulsores del grupo en sus comienzos dejan testimonio también. Parejas de Syd, como Libby y Jenny Spires también aparecen, ¡pero no esperábamos a Lindsay Korner!, la gran desaparecida... ¡y Gayla (Gaylor) Pinion, la otra gran desaparecida...! El director Peter Whitehead, y el fotógrafo Mick Rock (más acerca de este, aquí) y cómo no, Storm Thorgerson también dejan constancia de sus experiencias con Syd.

Disfruten y comenten en nuestro grupo de Facebook de 


jueves, 10 de noviembre de 2016

Noticias - Homenaje a Syd Barrett en Cambridge



Queda un día de la publicación de The Early Recordings 1965-1972, una caja que recopila material inédito de Pink Floyd incluyendo la época de Syd Barrett. Por fin escucharemos "Vegetable Man", "Scream thy Last Scream", "In The Beechwoods" y "John Latham", siendo este último, un tema que nunca ha aparecido en bootlegs.

Mientras pasan las horas para este acontecimiento, echamos la vista atrás, al día 27, para contaros el evento múltiple que fue Syd Barrett - A Celebration. Un gran número de fans llenarón por completo el Corn Exchange de Cambridge para rendir un tan merecidísimo como tardío homenaje al miembro fundador de Pink Floyd, Syd Barrett, con la presencia de distinguidos invitados, de los cuales ninguno eran parte de Pink Floyd. La ausencia de David Gilmour, Roger Waters y Nick Mason apenas si se notó. Ya os podéis imaginar el ambiente. Para la ocasión, se descubrió una original construcción que quedará allí permanentemente. De presentarla al mundo se encargó la hermana de Syd, Rosemary. ¿Por qué el Corn Exchange? Por ser un lugar emblemático de la música en Cambridge desde hace décadas, y por ser el último lugar donde en 1972 Syd tocó en directo, con su breve banda, Stars, de ahí que el monumento se llame CODA. La pantalla redonda, que lleva a los ojos y a la mente la canción "Bike", sobre una guitarra, muestra imágenes de Syd y algunas de sus letras. El diseño ha sido diseñado por Clare Palmier y Spadge Hopkins, y llevado a cabo por Cory Burr.
El monumento animado, se ve así:


Como veis en el vídeo, emotivos momentos, sí. "Wish You Were Here" de Pink Floyd (clic aquí para su traducción) y aparecen los primeros invitados musicales de la noche, Punk Floyd, que tocaron antes de la actuación "principal", en el descanso y al final originalísimas un buen número de versiones de clásicos de Pink Floyd. Más músicos, pero que no tocaron hubo, los esenciales, Twink y Jack Monk, que eran dos tercios de Stars, y un gran fan de Syd, Graham Coxon, de Blur. También estaba Anthony Stern, que estrenó cuatro días antes allí en Camrbidge su docuemto fílmico Get All That, Ant?, con los sesenta en Inglaterra como protagonista, y con imágenes inéditas de Syd. Esperemos que merezca una entrada entera de Solo en las Nubes cuando esté disponible.

Escenario del Corn Exchange
Junto a los colores de las luces de Peter Wynne Wilson, creador de los espectáculos de luz de los primeros Pink Floyd (entre otros artistas) actuaron unos conocidos de este blog, Men on the Border.  El recital del grupo consistió en versiones de Syd Barrett con y sin Pink Floyd, aderezadas con canciones propias de la banda sueca. Este es el repertorio del evento, conceptual, dividido en cuatro partes, las estaciones del año, y que comenzó y acabó con "High Hopes"... y el bis, "Baby Lemonade".

La actuación tuvo a David Gale, conocido de Cambridge, y amigo de Syd, como conductor del evento, narrando la vida y anécdotas de Syd entre algunas canciones. Se les pidió a los miembros supervivientes de Stars que se levantaran para una ovación, y en el escenario apareció una sobrina de Syd, Rachel Barrett, que demostró y sorprendió de veras con su voz. El concierto fue excepcional. Men on the Border estuvieron geniales, y los arreglos de la orquesta sinfónica de Sandviken fueron colosales. "Astronomy Domine" dejó a más de uno sin habla, y lo mismo se puede decir de "High Hopes", y una gran sorpresa, "Milky Way", que aunque no muy fiel a la original (que es en realidad una demo) resultó una pieza pop atrayente, más aún con constelaciones adornando el Corn Exchange.



Entre las proyecciones, pudimos ver este "Long Gone" de Men on the Border, obra de Matteo Regattin y Cristina Lurissevich. 


Si te perdiste este evento (cuatro españoles estuvieron... y una treintena de italianos) se espera otro dentro de un tiempo, y esto es una exclusiva; de primera mano, sabemos que otro monumento se descubrirá en honor de Syd. Será en el hospital de Addenbrooke, y el autor será el artista Stephen Pyle. Addenbrooke fue donde falleció Syd, y donde trabajaba su padre, Arthur Max Barrett, eminecia en el campo de la anatomía patológica y la histología. Los pocos que han visto los bocetos, han quedado maravillado. Se tratará de una escultura... Y no podemos decir más.


Nos seguimos viendo en www.sydbarrett.es
y en su grupo y página de Facebook
.
También en Twitter .

viernes, 20 de marzo de 2015

Curiosidades - El Coche de Syd y algo más II


Los rockeros y su vida desordenada... ¿Recuerdas aquel disco que tenía en su piso que compartía con Duggie Fields, aquel disco en su tocadiscos...?

¿Recuerdas que hablamos del coche de Syd? Aquel Pontiac Parisienne... ¡De ello hablamos y mucho! Pues en el afán de los fans de escudriñar cada foto y cada curiosidad de nuestro Syd Barrett, Mr. Silas Lang (un pseudónimo, claro) se ha molestado en descifrar lo que pone en ese maletero tan poco limpito del Pontiac de Syd.

"When are you going to move this? I have been trying to sweep the street for weeks"
"¿Cuándo vas a mover esto?
Llevo semanas intentando barrer la calle"



domingo, 4 de mayo de 2014

Noticias - Syd reaparece en Psychedelia (1969) de Kevin Whitney

Fotograma de Psychedelia (1969)
Cada vez más, lo menos nos va pareciendo más, y encima viene con contagotas:

Uncut mencionará en su número de junio una película llamada Psychedelia, grabada en 1969 y con Syd Barrett en ella. Cuatro décadas (44 años) la ha tenido su autor, Kevin Whitney bajo llave. Ese mismo mes, se proyectará y saldrá a la venta.

Kevin fue parte del movimiento underground de Londres, y ha participado de manera artística en las olimpiadas, dejando según él, trazas de la psicodelia. Poco antes de terminar sus estudios de Bellas Artes, filmó Psychedelia inspirándose en los espectáculos de luz que proyectaba en Chelsea Art School y los conciertos de The Roundhouse. Para ello, se influyó en Joe’s Lights, vanguardia de aquellos espectáculos de luz. Entre otras anécdotas, estudió con un fan de Syd en Ipswich, ni más ni menos que Brian Eno. Brian y Kevin fumaron su primer porrete juntos.

Pero vamos a lo que vamos, Kevin comenzó Psychedelia en 1968. Era obligatorio que el rey de la psicodelia, nuestro Syd, apareciera en él. Psychedelia se filmó en un sótano de la calle Old Church en Chelsea, propiedad de Antonia Chetwynd (miembro de la contracultura londinense), y que tenía como visitantes a Donald Cammell, David Bowie, Marc Bolan y Anita Pallenberg entre otros asiduos. Un día, Kevin se pasó por Wetherby Mansions a por Syd para filmar en la escuela de Bellas Artes. Se tomaron medio Mandrax cada uno y ya estaban listos… sin embargo, ocurrió que la cámara no tenía cinta. La única opción era llevarle a Old Church al día siguiente. Tal día, llamó a Wetherby Mansions, y nuestro amigo Duggie Fields le informó que Syd se había ido a Ibiza, no más ni menos.
A su vuelta, fueron al sótano. Con una cámara con luces psicodélicas, comenzaron a grabar bajo los efectos de algo que habrían tomado. A los participantes de la filmación se les pedía que hicieran lo que quisieran. A unos les daba por quitarse la parte de arriba de la ropa, otros miraban a la cámara y ya está, otros hablaban, otros tomaban té… En la escena con Syd, rodada sin sonido, Kevin recuerda vagamente haber puesto de fondo “Sister Ray” de The VelvetUnderground.

Según las propias palabras de Kevin para The Great Wen:

“Conocía a Syd como cualquiera podía hacerlo. No era de este planeta, pero era un ser adorable, carismático, y parecía que le gustaban mis pinturas, Le gustaba hacer autorretratos, y como yo era bastante bueno, me animó. No me intimidaba su presencia, lo mismo me pasaba con Bowie. Ellos eran amigos y yo me relacionaba con ellos [de esto, no sabíamos nada]. Les pedía que posaran para mí, pero les trataba como podría tratar a cualquiera. La gente trata a las estrellas del pop de manera diferente, y eso les hace sentir aislados. A muchos les imponía la idea de pedir a Syd que le filmaran. Creo que eso se refleja en la película. Se sentía algo mal mentalmente, y no era un gran momento. Acababa de salir de Pink Floyd y Dave Gilmour había tomado su lugar. Sin embargo, la gente que le conocía decía que estaba muy feliz.”

Psychedelia se mostrará por primera vez del 6 al 8 de junio en el Instituto de Artes Contemporáneas (ICA) en Londres, no obstante, su página oficial no refleja nada aún. La cinta se pondrá a la venta en el mismo ICA el día 14 del mismo mes, según Hollywood.com, por lo que parece que no se va a lanzar a la venta públicamente por ahora... ¿Quizá en el ansiado Immersion Set de The Piper at the Gates of Dawn que tanto anhelamos? Dura veintidós minutos, y de ellos, sesenta segundos son de Syd Barrett.


Problable fotograma de la filmación de Whitney

viernes, 28 de octubre de 2011

Curiosidades - El Coche de Syd y algo más


Un  día entre el 14 y el 21 de abril de 1969, dos fotógrafos, Mick Rock y Storm Thorgerson, se dirigían a trabajar. Iban a Wetherby Mansions, al número 22, a ver a un músico que no hacía mucho que había acabado su primera obra en solitario tras abandonar a la banda que le dio la fama. Pues sí, se trataba de Syd Barrett, que daría la bienvenida a Mick y Storm en el piso que tenía alquilado con Duggie Fields para alojar una sesión de fotos. Una invitada sorpresa, pululaba por el piso, Iggy 'la esquimal'. La sesión, es ya parte de la iconografía del rock. Syd y el suelo que había pintado de naranja y azul, Iggy, como Dios la trajo al mundo, sin mostrar el rostro.

Contraportada de The Madcap Laughs
Pues bien, acabada la sesión de fotos de Storm (cuyos negativos perdió años después) Mick decidió volver a la tarde siguiente para otra sesión algo más distendida y en blanco y negro. Se tomaron fotos en el piso, y en la calle, con y sin nuestra esquimal preferida. Todo aquello quedó reflejado en Psychedelic Renegades, la última mirada esquiva que dio Syd al mundo, firmando 320 de las copias.

"Mermelada, me gusta la mermelada"

 Más anécdotas. Por allí pasó un melenudo, de nombre Alan Stiles, roadie de Pink Floyd, y del que os sonará la cara... Una pista:


 Alan Stiles, el chico de la izquierda, es muy famoso por tomar unos desayunos muy, muy musicales...

¿Pero y este coche?


Se trata de un Pontiac Parisienne, un modelo que empezó a construirse en 1959. Y era propietario el señor Roger Keith Barrett, como regalo de el ya fallecido Mickey Finn, percusionista de T. Rex.



Y lo ganó en una rifa en el Royal Festival Hall. Cansado de la atención que causaba el artefacto, lo intercambió con el ex-Pink Floyd por su Mini. Casi incapaz de conducirlo, y un poco harto, Syd lo regaló a un desconocido...

¡Y MESES DESPUÉS!

1:06 - 2:45

Apareció en la bizarra película Entertaining Mr. Sloane, cuyo título se tradujo en España como
"El Huésped Se Divierte"...
 Acerca del color original del coche, habría mucho que hablar...

Desde SOLO EN LAS NUBES, no sabemos si recomendar la película, pero una cosa sí que es cierta: Hablaremos de películas y teatro en próximas entradas.


¡Problemas!


Nuestro agradecimiento aa Felix Atagong y su Iglesia
en la recogida de información para la entrada.

jueves, 31 de marzo de 2011

Noticias - Pink Floyd, Roger, y Nick, Iggy...

Han sido unas semanas llenas de novedades;

1. Roger Waters pasó por España dejando una serie de conciertos. The Wall, de principio a fin, con una puesta en escena increíble en forma y contenido. Música y pensamiento. Original, conmvedor, sorprendente... Y la gira sigue. Y esto aparece en este blog, ya que, te recordamos, que el personaje protagonista de The Wall, tiene mucho de Barrett  en su época más problemática.



 2. Nick Mason sigue con la cantinela (que nadie confirma ni contradice) de que Pink Floyd, el grupo que fundó Syd Barrett, se van a reunir de nuevo con motivos benéficos. Esta insistencia se puede deber a que se le ha dejado fuera del encuentro entre Gilmour y Waters en el O2 de Londres, dentro de la gira de The Wall.



3. La Exposición de Syd Barrett (Arts and Letters) sigue adelante, con muchas sorpresas... sobre todo para una mujer que llevaba unos cuarenta años en paradero desconocido.

Iggy y unas fans
Ian Barrett (sobrino de...) Iggy y Captain Sensible.
Unos inquilinos de lujo: Duggie Field e Iggy.
La mismísima Libby Gausden bien acompañada.

lunes, 24 de enero de 2011

Autoentrevista - Duggie Fields - Mucho más que un compañero de piso.


Artísticamente, una entrevista a Duggie Fields se defiende por sí sola. Como los grandes artistas, aunque de influenias reconocibles, su sello es bien claro. También como estos, sigue expandiendo su creación con otros medios.
Su vida está llena de anécdotas curiosísimas. Una de ellas fue compartir piso con el músico protagonista de este blog. El señor Fields se ha dignado en autoentrevistarse (en exclusiva) para Solo En Las Nubes. Todo un honor.


¿Cómo empiezas el día?

Normalmente con el ordenador. En verano con mi batín, en invierno en ropa interior. Con una taza de té verde...

¿Y...?

Reviso mis emails, Facebook, y a veces me siento trabajando en nuevas ideas, un cuadro o, menos a menudo, una pieza de música. Y pueden pasar horas sin que se note que estoy.

¿En qué ideas ocupas el tiempo últimamente?

He empezado con un par de imágenes con el ordenador. Ni idea de cómo acabará desarrollándose la idea. Hay una nueva pieza de música en camino, la primera en un buen tiempo. También un lienzo en el que he estado trabajando la mayoría del verano.

¿De qué va todo eso?

Difícil de explicar. Tiene una narración en la que todavía no he pensado. Parece que hay algún tipo de historia. Hay dos figuras en el cuadro ocupando el mismo espacio a la vez, pero no exactamente el mismo espacio. Ambas miran a lo mismo, pero a la vez, no es lo mismo. Además poseen un aire de espiritualidad. La figura masculina es de una estatua del cementerio de aquí al lado. La figura femenina fue algo que vi por casualidad en una feria de arte y antigüedades en Olympia. La fotografié por casualidad, sin ninguna intención de usarla junto a la otra figura, pero terminó así, de forma intuitiva.

¡A petición de este blog, Mr. Fields nos enseña su trabajo aún por acabar!

¿Qué es “Just Around The Corner” ?

Just Around The Corner es el cementerio de Brompton. También el nombre de una serie de fotografías que he estado haciendo a diario con mi móvil, y que he puesto en mi Facebook. Es un cementerio victoriano imitando en una escala menor el de San Pedro en Roma, totalmente invadido por la maleza al igual que el año pasado. Tomo fotografías regularmente, intentando descubrir estatuas no vistas. Hay muchos ángeles y de imágenes en continuo cambio. También me gusta tomar fotos de las calles de cerca donde vivo.


¿Dónde es eso?

En Earls Court, donde he vivido durante unos cuarenta años. La misma casa donde conocía Syd Barrett poco antes de que dejara Pink Floyd, y que compartimos durante dos años o así antes de que dejara más aún el tipo de vida que llevaba. Allí vivo desde entones.

A los más avispados, no se nos ha pasado reconocer este enigmático y legendario lugar que aparece en la foto..

¿Siempre te has dedicado a la fotografía?

En Bellas Artes estudié algo como parte mi formación, y disfrutaba mucho revelando e imprimiendo mis propios carretes, sin relacionar exactamente los conceptos de lo que estaba estudiando. Con el paso de los años he tenido diferentes cámaras, sin involucrarme de nuevo hasta que me pasé a la fotografía digital me permitió revelar lo que tenía en el monitor. Me encanta la cámara de mi móvil, sin tener que llevar otra conmigo. Algo menos que cargar en los bolsillos. La uso como una especie de diario visual. Las muestro en Facebook ya que además de instantáneo, es más fácil que añadirlas a mi web tal y como es ahora.

¿Significa que cambiará?

Llegado a un punto, sí, pero es una tarea más de mi lista. Y ahora mismo es una lista que crece y crece. La web (www.duggiefields.com) funciona bien como está, pero puede que las secciones, que ya son demasiadas, sigan creciendo en número. Como todo, es cuestión de tiempo y prioridades.

¿Cuál podría ser el cambio más importante?

Aparte de una sección fotográfica, tengo unas mil imágenes que elegir y añadir. La mayoría son paisajes y la serie de Just Around the Corner, Tree Offerings, y Curiosities. También más música. Unas cuantas más de obras que añadir a lo que ya hay. Y también actualizar la sección “Word” con más escritos. He estado trabajando en los últimos años escribiendo anécdotas de mi vida desde la niñez. Hasta ahora he llegado a mis primeros años en Wetherby Mansions.

¿Y cuándo puede que ocurra todo esto?

Buena pregunta. En realidad depende... por ahora estoy acabando un lienzo en acrílico, pensando en cuál puede ser el siguiente. La pintura es mi prioridad, aunque ahora empiezo con las imágenes en el ordenador antes de empezar sobre el papel. Las imágenes digitales pueden acabar siendo una opción para un lienzo. También continúo con la música que he comenzado hace poco. Así que estoy ocupado, preocupado, y con compromisos varios. ¡Basta de pensar! Con esto es suficiente. De nuevo puedo continuar con el verdadero trabajo, que por supuesto siempre lo es. La presión del tiempo es, sin embargo, da sus frutos. Parece que mientras se trabaja nunca hay suficiente tiempo. Parece...


Duggie ha conocido y colaborado con muchisimos artistas. Derek Jarman no pudo resistirse y lo tuvo que retratar como... bueno, mejor será que hagas clic en la foto de arriba y ya veras (1:18 y 4:28)





No hace mucho se descubrió este interesante montaje del mismo fallecido director. Su título, At Home with artist Duggie Fields (1975).


save

martes, 16 de noviembre de 2010

Duggie Fields: Allá En El Exterior

Mr. Duggie Fields, de profesión, artista.

El protagonista de nuestro blog no sólo atrae a otros genios creadores, sino que también estaba rodeado de ellos. Eso era fácil; eran tiempos donde la creatividad, de la mano o no de los negocios, campaba a gusto por el planeta. Duggie Fields, artista urbano de lo divino, se vio con un músico de un grupo psicodélico como compañero de piso. ¿Qué decir de los años sesenta y de el legado que aún tenemos por descubrir? Descubriremos más de Duggie Fields como artista pronto, en este mismísimo blog. Por ahora, ¿Qué tal su página web?

Pero, ¿Qué pensaba Duggie de Syd?
Pues bien, esto, pendiente de actualizar (según su autor), fue lo que Duggie Fields escribió hace unos años acerca de Syd:
Allá En El Exterior

Empecé a escribir esto mientras veía el programa de televisión "La Jungla - ¡Soy Famoso, Sacadme de aquí!", pensando en Syd otra vez. Me choca que haya cierta analogía en lo que él vivió en su surrealista vida. De muchas maneras, en opinión de muchos, Syd se hizo famoso por su apariencia, su encanto, su inteligencia, su talento y su destreza; sin embargo, en ese caos, perdió el equilibrio. Su susceptibilidad, la sensación de hacerse más grande, la paranoia, la confusión, su ego y la inercia hicieron que se encerrara en sí mismo para no ser el centro de atención, para salir de aquí, de la jungla exterior a la interior.
Mi vida con Syd comenzó en algún momento de mediados de los sesenta, compartiendo con muchos otros un piso en Cromwell Road. Para algunos, es un lugar alarmantemente mitológico. Para mí, un hogar y centro de actividad creativa, lleno de muchos y momentos y personas sorprendentes y extraordinarios, de los que Syd era uno de los más carismáticos. Magnético y provocativo e innovador, provocativo, estimulante y divertido, y sin embargo, con el deseo de a la vez de ser el foco de atención y encerrarse tras una puerta para escapar.
A principios de 1969, vivíamos en Earls Court, y aquí sigo treinta y cinco años después, y aunque no he tenido contacto con él durante dos décadas, los ecos de su vida pasan como olas a través de la mía constantemente. El suelo de madera de esta habitación, ahora mi estudio, hace mucho que están cubiertos, pero a menudo peregrinos llamando a mi puerta esperando verla.
A veces en grupo, a veces solos, han venido de Dinamarca, Yugoslavia, Australia, con la esperanza de encontrar yo qué sé qué, atraídos por la música y el mito. He tenido a lituanos que citaban sus palabras, italianos que tocaron versiones para mí; muchas preguntas acerca de su historia, anécdotas e información en general durante años. Incluso una petición desde los Estados Unidos para interpretar canciones en el lugar donde fueron creadas. Me quedé de piedra tras el ordenador, pero agradecí los chocolates que me mandaron desde Colorado para darme las gracias más de cinco años después. Extrañas ocurrencias, sin embargo, no exentas de inspiración, como la versión house de ‘No Use Trying’.
Su obra, aunque breve, tiene una energía que aparentemente sigue cruzando continentes para inspirar a nuevas generaciones constantemente. Aunque que los mitos que rodean a su retirada a un lugar en el que esperemos que le dé más paz interior, están teñidos de tristeza por la pérdida de su luz, sin duda había magia que aún mora en la consciencia de muchos.


Syd con Mick Rock, fotógrafo de ídem.

Las fotos de la exposición del año pasado en Zolat del magnífico Mick Rock, le capturaron en un punto en el que su partida no estaba lejana. Enfundado en mi abrigo Demob espigado comprado en Brick Lane, que le estaba pequeño, con su pantalones rosa de terciopelo, sentado y desgarbado sobre el suelo de color turquesa, naranja y azul, Iggy desnuda como de costumbre as fondo. Hacen que aparezcan lejanos recuerdos en mi mente, aquí y ahora. Vivir con Syd tuvo sus cosas buenas y malas. Al igual que con la imparable fuente de mitología que es su vida, también como fue y debe ser para él.

Iggy + Syd
La creatividad tiene un precio. La necesidad de la soledad para el creador en contraste con la necesidad del artista por conseguir audiencia. El reconocimiento y el rechazo añaden tensión. El exceso de estímulo implosionando mientras el sujeto se convierte en objeto de la mitología de otros a costa de desorientarse de sí mismo. La fama quizá sea un efecto colateral del éxito, el dinero una recompensa, pero mantener el equilibrio en el ojo de la tormenta, es posiblemente pura suerte. En el mundo real, todos somos famosos en la jungla de nuestra imaginación, y como el juego así lo demuestra, algunos llegan hasta el final, otros no. Y algunos como Syd, dejando atrás reflejos y ecos de sus vidas, se marchará a "Tierra de Nadie"
Duggie Fields, Mayo 2003 /Enero 2004
Enlace directo al texto original

The Madcap Laughed